Desierto de la Tatacoa

El Desierto de la Tatacoa es la segunda zona árida más extensa de Colombia después de la península de La Guajira, es uno de los escenarios naturales más atractivos de Colombia, de tierra de color ocre y gris con pincelazos del verde de los cactus. El Desierto de la Tatacoa tiene dos colores característicos: ocre en el sector del Cuzco y gris en la zona de Los Hoyos.

La Tatacoa o el Valle de las Tristezas, como la llamó en 1538 el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada, por los rastros de deterioro que notó en su territorio, no es justamente un desierto, sino un bosque seco tropical. Su nombre “Tatacoa” también se lo atribuyeron los españoles, refiriéndose a la serpiente cascabel y no, como se podría pensar, a las culebras inofensivas de color negro. Como lo revelan los científicos, la Tatacoa durante el Período terciario fue un jardín con miles de flores y árboles que poco a poco se fue secando hasta convertirse en un desierto.