El chef anfitrión eligió para despedir a Silvina y Javi nada mas y nada menos que un calamar a la parrilla, le salió muy rico y la cerveza fría fue la combinación perfecta.  Chicos buenas rutas y nos cruzamos en Centroamérica en alguna playa!