El día que llegamos a playa venao fue durante un mediodía y no hacíamos tiempo de cocinar nosotros así que paramos a comer en “La Bicicleta”, una tonada muy familiar nos recibió muy cordialmente y claro santafesino tenia que ser jaja.

Alejo, quien desde ese día es otro amigo mas en el camino de esos que no se olvidan más.

La imagen puede contener: casa y exterior