Llegando a Cuenca nos cruzamos con nuestro amigo Reyes y su Hijo y amigos. Pensar que los Ejes que él nos regaló ya no estaban en La Nube jaja. Igual gracias Nilo por todo el apoyo eres parte de este sueño por siempre.