Tuvimos la suerte o el destino de que la Nube se rompa frente a la casa de Victor Leon Castillo.