3 grados hacen la diferencia

En nuestra nueva casita tenemos un doble termómetro que nos muestra la temperatura fuera y dentro de la casa. Siempre tenemos 3 grados menos de diferencia con el exterior los que hacen una gran diferencia un día de mucho calor.