Algo que nos sorprendió en nuestro andar por la ruta 15 en Ecuador es que en sus banquinas los árboles no son cortados y en su defecto son esquivados por la obra de vialidad y respetan el crecimiento de los mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *