Vamos a la orilla del mar…

No se puede ser infeliz cuando se tiene esto: el olor del mar, la arena bajo los dedos, el aire, el viento, los colores de las piedras…